martes, 30 de agosto de 2011

LAURA BOZZO


Laura Cecilia Bozzo Rotondo (*Callao, 19 de agosto de 1951) es una presentadora de televisión y abogada peruana radicada en México.

Biografía
Hija del ingeniero Miguel Bozzo Chirichignio (1920-2006) y Victoria Luisa Rotondo Mendoza (1928-2008). Estudió en el Colegio del Sagrado Corazón Sophianum. Una vez graduada, estudió Derecho la Universidad Nacional Federico Villarreal. Laura tiene 4 hermanos Miguel Bozzo Juan Bozzo Luis Bozzo y Susana Bozzo Recibió un doctorado en Derecho, así como uno en Ciencias Políticas. Durante varios años fue catedrática de Derecho Constitucional, Teoría del Estado, Derecho Penal y Evolución de las ideas Políticas.

En el primer gobierno de Alan García (1985-1990) Laura fue nombrada directora del Instituto Nacional de Cultura, como tal, organizó concursos para promover la defensa de la conservación y del patrimonio cultural del Perú.

En 1993 fue elegida Regidora de Lima, dirigiendo programas de servicios sociales como "El vaso de leche" y "Comedores populares", donde se identificó como defensora de las mujeres pobres de su país.

Como parte de su trabajo social, Laura fundó la Asociación de Solidaridad de la Familia en 1998. Esta fundación fue creada no sólo para ayudar a las personas que han aparecido en su programa, sino también para ayudar a los necesitados en otros países de habla española y sus alrededores.

Vida sentimental
En el año 2000, Laura Bozzo también causó polémica al iniciar una relación sentimental con el argentino Cristian Suárez, 24 años menor que ella y quien fuera integrante del grupo musical argentino Complot. Cristian estuvo al lado de Laura cuando tuvo que cumplir arresto domiciliario tras tener vínculos de corrupción con el ex presidente peruano Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos. Tras nueve años de relación, el 3 de octubre de 2009, Laura Bozzo anunció ante la prensa que su relación con Cristian Suárez había terminado de manera definitiva, pero luego se reconciliaron.

Carrera
Primeros programas
Incursionó en televisión en el canal limeño RBC Televisión a comienzos de la década de 1990 con el programa de corte feminista Las mujeres tienen la palabra y poco después con diversas apariciones en abierta defensa a Ricardo Belmont, gerente y dueño de RBC, y ataque al régimen del entonces presidente Alberto Fujimori.

Tiempo después, RBC quedó desactivado de la televisión y fue rentado a empresarios vinculados al régimen de Fujimori y Laura Bozzo continuó su labor, esta vez con un nombre ganado, en Panamericana Televisión en el programa Intimidades en 1997 sobre la base de un proyecto elaborado por el productor peruano Alberto Rojas Romero el año anterior. Este programa inició la serie de títulos con el que Laura Bozzo se caracterizaron: Programas del tipo Reality Show, pero que se acostumbró a llamar Talk Show, por una mala interpretación de la traducción del término.

Laura en América Luego de su paso por Panamericana, Bozzo es fichada por América Televisión, entonces bastión de propaganda del gobierno de Alberto Fujimori, y lanza Laura en América, programa en el que se hacía apología a Alberto Fujimori y a su asesor Vladimiro Montesinos con quien la prensa y la fiscalía insistieron en que mantuvo una relación sentimental y de trabajo, razón por la que fue procesada por la Justicia. Laura en América se centraba, al igual que sus demás programas, en casos que presentan problemas familiares de los sectores más golpeados de la sociedad, con temas como maltrato a la mujer, a los niños y adolescentes, alcoholismo, desempleo, infidelidad, etc. Dicho programa contó con gran popularidad sobre todo en sectores muy pobres de la población, no obstante, desde el principio, fue criticado por los excesos cometidos. Aun cuando muchos sospecharon que gran parte de lo que se mostraba en su programa era falso, Laura Bozzo desde el principio negó permanentemente los montajes expresando que los testimonios presentados eran verídicos. La popularidad del programa durante estos años llegó a su máximo apogeo, siendo adquirido por la cadena Telemundo para su retransmisión en el extranjero, a la par que los temas tocados en sus programas se hacían cada vez más fuertes y más cargados de violencia. Así, se empieza a hablar de que dicho programa muestra una mala imagen del Perú en el exterior. Bozzo, se ha defendido de estas críticas, señalando que ella siempre se ha limitado a mostrar la realidad.

"Laura en América" se transmitió en el Perú por última vez el 29 de septiembre de 2000, coincidiendo con la época en que la maquinaria del Gobierno de Fujimori se dio a conocer a través del primer "vladivideo" y todo personaje vinculado al régimen empezó a ser cuestionado.

Meses después de la cancelación del programa, Bozzo intentó viajar a Miami para grabar unas promociones para su programa que continuaba emitiéndose por Telemundo, pero fue descubierta por los pasajeros del avión e inmediatamente detenida por mandato de la justicia peruana al estar abierta una investigación por su relación con la corrupción del Gobierno.

Internacionalización de sus programas El programa que llevara a Bozzo a la internacionalización fue Laura en América, el cual fue adquirido para la cadena Telemundo para su retransmisión en el exterior. Luego de la cancelación de dicho programa, y al sobrevenir su arresto domiciliario, Bozzo grabó en el Perú programas exclusivamente para ser transmitidos en el exterior por dicha cadena, dicho programa fue llamada "Laura", contando con gran popularidad en el extranjero, específicamente el sectores sociales mas deprimidos y con menos acceso a la educación formal siendo considerado por la audiencia de otros sectores como ofensivo a la decencia humana, también contó con críticas, como la de la presentadora cubana Cristina Saralegui y su competidora y compatriota Mónica Zevallos, también presentadora en la televisión peruana.

En febrero de 2007, Bozzo intentó entrar en la televisión española a través de Telecinco, pero una vez que los ejecutivos de la cadena vieron los programas piloto, el proyecto fue cancelado para dar paso a la productora Mandarina.

En octubre del 2007, anuncia Laura en acción, programa que estrenó en enero de 2008 y fue transmitido por Telemundo, fue levantado del aire en mayo del mismo año.

En junio de 2009, estrenó su programa Laura de Todos vía Azteca América, y en 2010, vía TV Azteca, se transmitió por última vez en octubre de 2010. Inesperadamente irrumpe con su programa en Azteca en octubre del 2010, con lo cual no sólo da por terminado su programa si no también su relación laboral con esta televisora, días después es vista en un programa de Televisa.

En el 2011, firma contrato con Televisa para conducir Laura, programa transmitido por El Canal de las Estrellas que estrenó en febrero.

Programas ■Laura: Televisa (2011-presente)
■Laura habla de todos: Azteca América (2009-2010), TV Azteca (2010)
■Laura en acción: Telemundo (2008)
■Laura: Telemundo (2005 - 2007)
■Laura: América TV y Telemundo (2001-2005)
■Laura en América: América TV y Telemundo (1998-2000)
■Intimidades: Panamericana Televisión (1997)
■Las mujeres tienen la palabra RBC Televisión (1990-1996)



Problemas legales Los juicios a Bozzo por parte del Estado peruano por razón de sus vínculos con la corrupción de Fujimori y Montesinos fueron bastante largos y episódicos. En el año 2002, Bozzo fue sentenciada en primera instancia a una pena de cuatro años de arresto domiciliario, de los cuales únicamente cumplió tres. Habiendo declarado como domicilio legal el estudio de televisión desde el que grababa su programa en versión para el extranjero, Bozzo permaneció en los estudios "Monitor" de Lima hasta el 15 de junio de 2005, en que es liberada. Personajes de Telemundo como Carmen Jovet y Ana María Polo viajaron al Perú para felicitarla. La celebración fue transmitida en vivo como parte de un programa especial de la cadena.

En julio de 2006, Bozzo fue finalmente encontrada culpable por los cargos relacionados a una placa de oro recibida de parte de Vladimiro Montesinos. La acusación de haber recibido un lujoso collar de oro adquirido con dinero del Estado peruano fue desestimada al haberse suicidado uno de los principales testigos. Bozzo ha declarado que enjuiciará al Perú ante la Corte Interamericana de Justicia por sentir que su condena es injusta y parte de una conspiración en su contra.

Controversia y acusaciones de fraude Bozzo nunca ocultó sus simpatías por el gobierno de Fujimori y no era raro que dedicara tiempo de su programa para saludar la labor oficialista. Pero lo que empezó como una declaración de preferencias políticas, poco a poco llegó a convertirse en un brazo más de la maquinaria de propaganda del régimen. Así, cuando el gobierno trató de hacer creíble como éxito de su política antisubversiva la captura de los hermanos Aybar, vinculados al tráfico de armas hacia la guerrilla de las FARC de Colombia, Bozzo se prestó de anfitriona para una emisión de televisión "especial".

Aun cuando siempre fue público que los programas de Bozzo no se caracterizaban precisamente por presentar casos humanos con alguna dignidad, hubo una emisión de su programa que, por lo particularmente denigrante, siempre es recordada por sus detractores y es comúnmente caricaturizada. El tema fue "Hago todo por dinero" y en dicho programa se observó cómo personas de bajos recursos fueron sometidos a humillaciones y vejaciones a cambio de dinero; se recuerda de ese programa entre otras "pruebas" a tres personas comiendo rocotos enteros, una muchacha que se desnuda y que Bozzo hace que corra por todo el set, una mujer que debe besar a un hombre desconocido e inclusive otra mujer que debe lamer las axilas y los pies de un sujeto, todo por dinero. Alberto Rojas Romero, exproductor de Bozzo ha declarado que es el único programa del cual él se arrepiente de haber producido.

Por otro lado, dadas las recurrentemente inverosímiles características de los casos presentados por Bozzo en sus programas, muchas personas han sospechado por años que en su mayoría todos son montajes. Un rumor que recorrió Lima en la época de Fujimori y que fuera confirmado mediante investigaciones periodísticas años después era que el equipo de producción de Bozzo reclutaba a sus invitados desde los barrios más pobres de la ciudad, ofreciéndoles algo de dinero por prestarse a actuar en pantalla el guion que los escritores del programa dictaran. Un primer reportaje de la periodista Elsa Úrsula, denunciando el hecho, data del año 1999. Bozzo siempre negó estas acusaciones y no se realizaron investigaciones periodísticas más profundas.

En el 2000, presentó a su programa a Lucrecia Orozco quien afirmaba que tenía una hija del opositor del gobierno y candidato a la presidencia: Alejandro Toledo; se la criticó por haber intervenido en la campaña electoral. Posteriormente Toledo reconoció a Zaraí como su hija.

En 2007, el modo escandaloso en que el tema de Pisco fue tratado por Bozzo causó tanto disgusto entre la sociedad peruana que se lanzaron nuevas investigaciones independientes para dilucidar si su aparición en la ciudad afectada por el terremoto era simplemente un intento de congraciarse con el público. Al poco tiempo se descubrió que una niña supuestamente afectada por el desastre natural y "hallada" por Bozzo entre los escombros de la ciudad era en realidad una actriz que Bozzo había presentado anteriormente en uno de sus programas como víctima de abuso sexual. No obstante, la denuncia no tuvo mayor acogida, sobre todo porque el programa de Bozzo aún no se transmitía por algún canal del Perú. Meses después, Jaime Bayly entrevistaría a la madre de la menor, quien corroborara lo vertido en las investigaciones periodísticas, y son desde fines del año 2007 motivo de una investigación en el fuero judicial.

La polémica renació específicamente por un hecho fortuito: a pocos días de iniciado la transmisión del nuevo programa de Bozzo en el canal ATV, llamado Laura en acción, periodistas del canal Panamericana Televisión reconocen en uno de los primeros programas a una persona vinculada al medio televisivo, que hacía las veces de panelista; así, los periodistas de dicho canal logran ubicar a Cecilia Zorrilla, quien luego de acceder a ser entrevistada, es la primera panelista que declara consistentemente que fue pagada para actuar en dicho programa.

Las primeras reacciones de Bozzo fueron atacar a los directivos de dicho canal y a Mónica Cabrejos, quien había revelado el caso de Cecilia Zorrilla, tratando de desestimar la denuncia. Debido a que el tema es acogido por periodistas de otros medios, entre ellos Jaime Bayly y Rosa María Palacios, es que durante los primeros meses de 2008 varios programas de investigación periodística presentan entrevistas y reportajes sobre los panelistas que habían recibido dinero de parte de la producción de Bozzo a cambio de actuar el guion que se les requería. Una de ellas muestra con una cámara escondida cómo uno de estos panelistas ensaya un supuestamente espontáneo testimonio ante los productores del programa de Bozzo. Estos hechos obligan a Bozzo a admitir por primera vez, que no todos los casos son reales, y que algunos de ellos, según sus propias palabras, son representados. Así, la Asociación Nacional de Anunciantes en el Perú (ANDA), pone "luz roja" al programa de Bozzo. Esta luz roja implicaba una recomendación del ANDA de no anunciar en dicho programa. Ello, aunado a la presión de ciertos sectores que buscan una imagen más limpia de la TV peruana, llevaron al canal ATV a cancelar el programa de Bozzo, en una medida aplaudida por la gran mayoría del país y que resonó en los principales medios locales.

Premios y reconocimientos 2011 International Press Association Máximo Orgullo Hispano Trayectoria en la televisión Premiada
2009 Cocktail de la moda Mejor Conductora Laura de Todos Premiada
2007 Premio Paoli Mejor Conductora Laura Ganadora

No hay comentarios.:

Publicar un comentario